Símbolos Cistercienses


La piedra

El trabajo espiritual se describe como una edificación, el símbolo la espiritualidad que nos habita es la piedra. Los que trabajan en el camino cisterciense son piedras. La piedra cisterciense es cuadrada y desnuda. Buscamos en los cuatro lados ser equilibrados, rectos, sencillos, auténticos y vivir las cuatro virtudes: humildad, pobreza, simplicidad, caridad.

Buscamos la comunión con la Piedra angular que es Cristo. En Cristo en su palabra y en sus obras hayamos nuestra referencia.